Par Motor Benijófar, Servicio Oficial Citroën en Benijófar (Alicante)

Noticias Citroën

¡Feliz 20 Aniversario, Berlingo!
¡Feliz 20 Aniversario, Berlingo!Martes, 17 de mayo de 2016

¡20 años del modelo Made in Spain que ha transformado los vehículos comerciales:  lanzado en 1996, el Citroën Berlingo marcó un antes y un después al ser el primer vehículo comercial de su segmento en ser diseñado como un modelo independiente y no como un derivado de un turismo. ¡Os contamos su historia!

Cuando, en 1996, Citroën lanzó el Berlingo al mercado, las calles estaban llenas de furgonetas que no eran más que un turismo al que se le había adosado una zona más o menos grande en la parte trasera para transportar mercancías. Considerar los vehículos comerciales como meros derivados de un turismo era la política estándar de todas las marcas. Citroën había seguido esta estrategia con la Furgoneta 2 CV (1951-78), el Acadiane (1978-87), derivado del Dyane 6, y el C-15 (1984-2005), derivado del Visa y las cosas no le habían ido mal.

Sin embargo, acomodarse no es un verbo que conjugue con Citroën. Como marca que siempre ha buscado ir más allá y crear una oferta de productos que responda al milímetro a las necesidades de las personas, limitarse a añadir un espacio de carga a un utilitario no era suficiente, por mucho que fuera la práctica tradicional en el mercado. Los profesionales, que utilizaban estos vehículos como herramienta de trabajo y también, en gran medida, como automóvil familiar los fines de semana, se merecían un producto específico, en cuanto a diseño y prestaciones.

De esta reflexión surgió el Citroën Berlingo, que aportó un aire fresco a este mercado. Su propuesta: un estilo homogéneo e innovador con formas fluidas y aerodinámicas, en las que se funden el puesto de conducción con el espacio de carga, en la versión furgón, o con el área reservada a los pasajeros, en la versión combi. Fue una revolución a la que se han ido sumando las otras marcas, convirtiéndose en el nuevo paradigma del mercado. Su vocación de modelo multiusos, a la vez particular y profesional, ha sido muy bien acogida en España, donde este modelo fabricado en Vigo ha ocupado los primeros puestos del mercado desde poco tiempo después de su comercialización (ha sido 12 años líder del mercado, los 10 últimos de forma consecutiva). Como en todas las revoluciones, el Berlingo se ha convertido en “lo normal” al hablar de vehículos comerciales. Pero hace 20 años, nadie había visto algo parecido.

Vivero de nuevos vehículos

La tormenta de ideas que dio lugar al Berlingo fue fructífera. En el Salón del Automóvil de París de 1996, que supuso la puesta de largo internacional de este modelo, se expusieron varios prototipos innovadores, con visiones alternativas de sus posibilidades. Surgidos de los lápices y los ratones de los diseñadores de Citroën, fueron fabricados por carroceros de renombre. Así, Heuliez se encargó del Berlingo Bulle, una versión redondeada de este modelo, pensada como un automóvil urbano, que destacó por su habitabilidad y su carácter atractivo y acogedor. El Berlingo Coupé de Plage, fabricado por Bertone, seguía la estela del Méhari, que se había dejado de producir hacía tan sólo 9 años. Totalmente pensado para el ocio playero, contaba con soportes para las tablas de surf en el techo e, incluso, con dos hamacas en la parte trasera. Por estética y filosofía, puede considerarse un antepasado directo del concept-car Citroën Cactus M, presentado en la pasada edición del Salón de Fráncfort, y del Citroën E-Mehari, que se comercializará próximamente. Finalmente, también se presentó en el “Mondial” de 1996 el prototipo Citroën Berlingo Grand Large, con una visión orientada a un uso familiar y de ocio. Las grandes líneas de este concept no cayeron en el olvido y acabarían dando lugar al Citroën Berlingo Multispace que vemos actualmente por las calles y las carreteras.

2002: Modernización estética y tecnológica

Seis años después de su llegada al mercado, el Citroën Berlingo se sometió a su primera cura de rejuvenecimiento, que no sólo afectó a su diseño sino también a sus equipamientos de confort y ayuda a la conducción, gracias a la llegada del multiplexado. Para Citroën, los vehículos comerciales no son automóviles de segunda clase en ningún aspecto, tampoco en el aspecto técnico. Rápidamente, incorporan innovaciones que se han ido presentando en los turismos de la marca. El multiplexado no fue una excepción. Así, llegaron a este modelo funciones novedosas como el cierre automático de las puertas cuando se superan los 10 km/h, los limpiaparabrisas automáticos, que ajustan su funcionamiento a la velocidad del vehículo, el encendido de las luces hasta un minuto después de cortar el contacto… En el apartado estético, el Berlingo dio sus primeros pasos para acercarse al mundo de los SUV y los 4×4, que culminaría en el Salón de Ginebra de 2015, con el concept Berlingo Mountain Vibe y con el lanzamiento de versiones orientadas a una vocación “off road”, como el Berlingo Multispace XTR Plus, elegido este año como vehículo de apoyo por el equipo de “Al Filo de lo Imposible”. En 2002, este modelo reforzó su faceta más aventurera con faros delanteros de grandes dimensiones, un capó horizontal y nervado, un paragolpes delantero envolvente, además de aletas y molduras laterales que reforzaban su aspecto robusto.

2008: Renovación en cuerpo y alma

Para celebrar su duodécimo cumpleaños, el Citroën Berlingo crece y se somete a una revisión a fondo, sin olvidar los puntos fuertes que han sido determinantes en su éxito comercial. En esta segunda generación, el Berlingo gana 24 cm de largo, 12 cm de ancho y 3,5 cm de distancia entre ejes. Sus nuevas dimensiones llevaron su volumen de carga hasta los 3,3 m3, que permiten transportar, sin problemas, dos europalets. En su versión furgón, se incorporaba la cabina Extenso®, que hace posible trasladar objetos de hasta 3 metros de longitud, además de poder acoger a 3 personas en la primera fila. Detrás, podía contar con puertas batientes 2/3 -1/3, que hacían más fácil las operaciones de carga y descarga en ciudad.

En el apartado técnico, el Berlingo mejoró sus prestaciones con la llegada de los ejes y las suspensiones del Citroën C4 Picasso, garantía de un confort óptimo (sello de Citroën) incluso en carreteras por las que no ha pasado una apisonadora en una buena temporada. La apuesta por la seguridad es evidente. Equipamientos no del todo generalizados en aquel entonces en los turismos, como el ABS con ayuda a la frenada de emergencia, pasan a ser de serie en toda la gama. Además, hacen su entrada en este modelo el ESP y la detección de neumáticos poco inflados. Se introdujeron también nuevos sistemas de sujeción de carga y la posibilidad, en algunos acabados, de equipar hasta 4 Airbags. En la versión combi, se abrió la alternativa de poder elegir entre tener una o dos puertas laterales deslizantes, para hacer más fácil el acceso a las plazas traseras. En la zaga, se incorporó la luneta de portón abrible, que permite abrir y cargar el maletero cómodamente en espacios pequeños. La renovación de 2008 supuso un estilo diferente para el Citroën Berlingo, que ganó en dinamismo y robustez, gracias a una línea fluida, un parabrisas más ancho, un frontal con una dobla barra con chevrones cromados y un corte original en las ventanillas delanteras y traseras. El aire aventurero lo aportaban sus paragolpes envolventes, sus faros de grandes dimensiones y unas ruedas grandes y anchas.

2012: Diseño, seguridad y eficiencia para la nueva imagen de marca

El Citroën Berlingo se adaptó a la nueva imagen de marca con estilo y ahondando en la eficiencia y la reducción de las emisiones de CO2. Colores vivos como el Nocciola y el Azul Bella Isla llegan a la carrocería. En el frontal, la calandra crece y se hace más redondeada para acoger los nuevos chevrones de la marca, que se alargan hasta los faros. En los grupos ópticos, los intermitentes pasan a la zona lateral e incorporan segmentos azules, para afirmar aún más su personalidad. La parte inferior de la calandra integra, además, los faros antiniebla con función Conering Light y los nuevos faros LED, que le daban una firma luminosa hasta entonces inédita. La toma de aire frontal, se ensanchó para asentar mejor el vehículo. Se implantaron nuevos embellecedores cromados que delineaban los faros antiniebla.  Diseño y respeto por el medio ambiente se daban la mano en elementos como los retrovisores que, con un diseño más aerodinámico, permitieron reducir tanto el consumo como las emisiones de CO2, algo a lo que también contribuían los embellecedores de rueda “Airflow”, disponibles en algunas versiones. En el Berlingo Furgón, el volumen de carga máximo se extendió hasta los 3,7 m3 con la versión Larga, optimizado gracias a unos accesos inteligentes, como grandes puertas laterales deslizantes o unas puertas traseras batientes asimétricas 60/40, que abren hasta 180°. Gracias a estas innovaciones, se pueden cargar dos europalets de un modo sencillo y seguro. Completan la oferta protecciones interiores en madera antideslizante en el suelo, además de compartimientos como una trampilla de techo practicable o panel separador de carga con trampilla para objetos largos, para que cada herramienta u objeto encontrase su lugar.

2015: Conectividad y amplitud para el líder

En su última actualización, el Citroën Berlingo se ha apoyado en los puntos fuertes que han sido la clave de su éxito para crecer en modularidad, capacidad, confort y equipamiento, presentando un diseño moderno y expresivo en el que destaca el frontal que, con un aire firme y decidido, incorpora un nuevo paragolpes, dotado de luces diurnas de LED, y una nueva rejilla en la calandra. Además, la gama se completa con dos nuevos colores: el gris Artense y el Moka. Como no podía ser de otro modo, la tecnología y la conectividad son un plato fuerte en esta nueva versión del Berlingo. La pantalla táctil de 7” es el epicentro de una revolución digital, al reunir todas las funciones multimedia y de navegación, así como controlar equipamientos como la climatización o el sistema audio. Además, permite duplicar las aplicaciones compatibles de un smartphone mediante el sistema Mirror Screen. La seguridad es otro de los aspectos clave en el actual Berlingo. Incorpora equipamientos como el sistema de frenado automático de emergencia Active City Brake, que permite evitar impactos a baja velocidad (hasta 30 Km/h), gracias a un sensor láser de corto alcance que detecta obstáculos y está conectado con el calculador de frenada. Además, cuenta con cámara de marcha atrás y ayuda al estacionamiento delantero. Este trío supone un plus evidente para profesionales que deben enfrentarse diariamente al tráfico urbano y a los problemas de estacionamiento en las grandes ciudades.La revolución también llega a los motores, con las mecánicas diésel con tecnología BlueHDi que pueden asociarse, en función de las versiones, un cambio manual de 6 velocidades, que aumenta el agrado de conducción al tiempo que reduce el consumo y las emisiones. El Citroën Berlingo Multispace consume 4,2 l/100 Km y emite 109 g/Km de CO2 con el motor BlueHDi 100 S&S ETG6, mientras que en la versión Furgón sus emisiones de CO2 se reducen hasta los 112 g/km si equipa la mecánica BlueHDi 75.

2016: Lo mejor de 20 años en una serie especial

Durante sus dos décadas de vida comercial,  el Citroën Berlingo se ha destacado por crear una nueva forma de entender los vehículos comerciales, introducir equipamientos y tecnologías recién llegados a los turismos y aportar una vocación inconformista, enfocada hacia el ocio y la aventura. Estos rasgos alcanzan su máxima expresión en la serie especial “20 Aniversario”, que se acerca al universo de los SUV con una suspensión sobreelevada en 7 mm en el eje delantero y 10 mm en el eje trasero, además de barras de techo y protecciones bajo el motor y en la carrocería. En el apartado tecnológico, cuenta con ayuda al estacionamiento delantero y trasero de serie y cámara de visión trasera y, como opción, Active City Brake y navegador en pantalla táctil.

El espacio y la habitabilidad son dos de sus grandes bazas. Sus 678 litros de maletero y los 60 litros adicionales del techo Modutop®, disponible como opción, permiten cargar todo tipo de carga y equipaje sin dejar nada en tierra. Para el material más voluminoso, los tres asientos independientes de la segunda fila pueden abatirse o extraerse, dejando libres 3.000 litros.

En cuanto a los motores, su gama es garantía de eficiencia, prestaciones y respeto al medio ambiente, con alternativas como el PureTech 110 S&S, en gasolina, y los BlueHDi 100 y BlueHDi 120 S&S 6v, en diésel.

El Citroën Berlingo 20 Aniversario es una alternativa competitiva para todos los que busquen volumen de maletero y modularidad en un vehículo atractivo, confortable y prestacional.